MISA PARA RECORDAR A LA SIERVA DE DIOS MARÍA ESPERANZA, MENSAJERA PRINCIPAL DE LA VIRGEN DE BETANIA

Este martes, 7 de agosto de 2018, habrá una Misa para recordar a la mensajera y vidente principal de la Virgen de Betania, la sierva de Dios María Esperanza Medrano de Bianchini. La misma se llevará a cabo en la capilla del Cementerio del Este, en La Guairita, en Caracas, a las 2:00 p.m. La celebración eucarística será oficiada por el padre Timothy Byerley, vicepostulador de la causa de beatificación de la sierva de Dios, quien viajó desde Estados Unidos especialmente  para esta ocasión. La misma contará con la participación de la Coral Betania.

 

El 7 de agosto de 2004, partió a la patria del Señor con gran fama de santidad quien en vida fue la mensajera de la Virgen Reconciliadora de los Pueblos, Virgen de Betania, la sierva de Dios María Esperanza Medrano de Bianchini. Una esposa, madre y abuela de familia totalmente entregada a la evangelización, la propagación de la fe, y muy especialmente al amor a los sacramentos, comenzando por la Eucaristía: “Eucaristía, esto es la base primordial de un católico verdadero que ama y siente a su Señor y que lo quiere llevar dentro en su corazón, en su pecho de hijo de Dios”, decía. Su respeto e inmenso amor a la Iglesia y sus representantes, contagió a todas las personas con las que tuvo contacto. Siempre dejó una estela de amor a su paso demostrando con su ejemplo que se puede constituir una familia como iglesia doméstica, caracterizada por la asistencia diaria a la Misa, frecuencia en los sacramentos, especialmente de la Reconciliación y la Eucaristía, rezo del rosario y cumplimiento de los días de precepto, con celo apostólico. Su lema siempre fue: “La humildad es el puente de cristal que nos conduce al cielo.”

 

Comparte este artículo:
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.